Archivo | mujeres de la Biblia RSS feed for this section

Magnificat por las alegrías

18 Dic

(P.M. Sarmiento – Ciudad Redonda) A ella le gustaba cantar. Lo hacía al comenzar el día, también durante las faenas de la casa y al atardecer, cuando su Dios bajaba a su casa para susurrarle cosas al oído. Pero ella necesitaba soñar las canciones. Sólo conseguía entonarlas cuando, al dormir, la noche le había regalado el argumento. Por la mañana se levantaba, se le hacía clara la letra. Entonces se acordaba del sueño, y se alimentaba de él durante toda la jornada.

Así que lo vio claramente. Dios cantaba a la esperanza. Todo podía ser magnífico. Era una canción alegre, de esas que salen de corrido. Al principio, había una especie de arranque para animarse, por alegrías, que Dios es de otra manera. Una pariente suya le dijo que eso era una alborea. Sigue leyendo

Anuncios

La mirada de Isabel

12 Dic

Por Dolores Aleixandre

ISABEL~1“Yo sólo era una tierra vacía y pobre pero Él ha pronunciado sobre mí su palabra y, como en la primera mañana de la creación, ha hecho brillar la luz de un nombre nuevo, el del hijo que está creciendo dentro de mí. Dios se ha acercado tanto que nos pertenece como la semilla a la tierra que la ha hecho germinar.”

Apenas se oyó el sonido leve de sus sandalias sobre la grava de mi patio, el niño que llevo en las entrañas se estremeció dentro de mí.

-¡Shalom, Isabel!, había dicho ella, y su voz me llenó de una alegría desconocida en la que se desbordaba toda la energía del Espíritu. Sigue leyendo

Lo que María Magdalena y la Samaritana enseñan a la iglesia

22 Jul

Jamie L. Manson, National Catholic Reporter

“La mujer Samaritana fue la primera en reconocer a Jesús como Mesías. María Magdalena es la primera en reconocer a Cristo resucitado. Esto no es una hazaña menor en el evangelio de Juan, donde se encuentran tres tipos de personas. Los que saben que Jesús es especial pero no están seguros del por qué. Los discípulos varones serían un buen ejemplo de esto. Después están los que saben que Jesús es el Mesías y quieren matarlo. Y, por último, hay un pequeño grupo de discípulos que han tratado profundamente a Jesús, le reconocen como Mesías y lo confiesan públicamente.”

Jesús escandalizó por su forma de tratar a las mujeres (1): María de Magdala.

22 Jul

Copia-de-JdN-17-Mª-MagdalenaEmma Martínez Ocaña

“Soy una mujer con nombre en el Nuevo Testamento, me llamo MARÍA DE MAGDALA, O MARÍA MAGDALENA,[1] pero estoy segura de que soy una desconocida para gran parte de los que estáis aquí, mucho peor, confundida con otras mujeres, sobre todo presentada como símbolo del pecado sexual, que por supuesto es un pecado “femenino”.

(RD) Me apasiona hablar de Jesús y de un modo especial de su manera “escandalosa” de relacionarse con las mujeres de su tiempo, también paradigma de relación para todos los tiempos.

Voy a invitaros a una aventura: que os trasladéis a la Palestina del siglo I para poder escuchar a las protagonistas de esos encuentros.

Frecuentemente nos acercamos a los textos evangélicos que los narran mirando a Jesús; hoy vamos a hacerlo escuchándolas a ellas directamente. Ellas nos contarán en primera persona qué les pasó cuando se encontraron con él.

Como maestra de ceremonias y presentadora estará con nosotras una mujer muy importante en la vida de Jesús. Ella misma toma la palabra para presentarse: Sigue leyendo

MARTA Y MARIA

21 Jul

DOLORES ALEIXANDRE

Publicado en FE ADULTA

Nunca olvidaré aquella sobremesa en la que las palabras de Jesús sanaban nuestra secreta ambición de llenar nuestra vida de “obras” y nos convertía a todos, hombres y mujeres, en oyentes de su Palabra y poseedores de esa “mejor parte” que es la suerte de quienes la escuchan.

No puedo estar de acuerdo contigo, Pedro, te estás atribuyendo unos méritos que no son tuyos. Cuando Jesús nos envió a predicar, el que recorrió más aldeas y se acercó a más gente fui yo. Sigue leyendo

Jesús escandalizó por su modo de tratar a las mujeres (4)

25 May

lamparaSeguidoras, maestras y apóstoles.

Emma Martínez Ocaña

Yo, María de Magdala, puedo asegurarte que durante el tiempo en el que recorrí los caminos de Palestina como seguidora de Jesús fui testigo de la entrañable ternura de Jesús, de su misericordia cercana y escandalosa ¡Cuantos tabúes rompió con su actitud liberadora hacia todos los marginados de su tiempo, y de un modo especial lo hizo con nosotras las mujeres!

No pararía de presentarte mujeres a las que Jesús, amó, liberó, puso en pié. ¿Recuerdas aquella mujer a quien Jesús sana de su encorvamiento ancestral?. [1] Es una mujer símbolo de tantas mujeres encorvadas (ayer y hoy) por el peso de los demonios patriarcales (sexismo, violencia machista, clasismo, racismo…) que nos impiden reconocer nuestra verdadera talla. Jesús la cura en sábado provocando la indignación del jefe de la sinagoga. Yo creo que Jesús disfrutaba poniendo de relieve que las leyes, por muy sagradas que fuesen estaban al servicio de la vida, de las personas, de la liberación.

Seguiría sin parar presentándote a otras mujeres que tuvieron la dicha de encontrarse con Jesús pero… Pero para mi sorpresa, (Jesús no acaba de sorprendernos nunca), él mismo me pide la palabra, ¡faltaba más!. Quiere intervenir para explicarnos que no sólo nos ofreció lo mejor de sí sino que también el supo aprender de nosotras y recibir nuestro amor generoso. Sigue leyendo

Muere la última beguina

24 Abr

Beguinas
(A. Tobella El País) Murió mientras dormía sin saber que cerraba la última puerta de la existencia de las beguinas. La hermana Marcella Pattyn, fallecida el 14 de abril a los 92 años, era la última representante de la una de las experiencias de vida femeninas más libres de la historia, según los expertos. En la Edad Media, entre la rigidez de los estamentos religiosos, empezaron a aparecer comunas de estas mujeres que iban por libre, eran democráticas y trabajaban para obtener su propio alimento y hacer labores caritativas. Eran comunidades de mujeres espirituales y laicas, entregadas a Dios, pero independientes de la jerarquía eclesiástica y de los hombres.

Surgieron en un momento de sobrepoblación femenina, cuando dos siglos de guerras habían acabado con una gran proporción de los hombres y los conventos estaban colmados como la alternativa al matrimonio o a la clausura. Corría el siglo XII y las comunidades de beguinas, mujeres de todas las clases sociales, empezaron a extenderseen Flandes, Brabante y Renania. Gracias a las labores que hacían para la comunidad, eran enfermeras para los enfermos y desvalidos y maestras para niñas sin recursos, e incluso fueron responsables de numerosas ceremonias litúrgicas, muchas familias adineradas les dejaban herencia y mujeres ricas se instalaban en beguinages. Sigue leyendo

Las Mujeres, mensajeras de la Resurrección de Jesús

28 Mar

Por Pauline Jacob

No es sorprendente que no le reconocieran en un primer momento… No le esperaban, le habían visto entregar su alma. Ese maestro que las había respetado y considerado en pie de igualdad, sin preocuparse de la ley judía _tan dura con las mujeres_, ese maestro había desaparecido.

Al cabo de tres días de intenso duelo se les aparece para confiarles una misión: ir a anunciar a los Once que Él estaba vivo y les precedería a Galilea. Un hecho singular en el que merece la pena deternerse: son las mujeres las enviadas a anunciar semejante noticia. ¡Inconcebible para aquella época que fueran precisamente las mujeres las enviadas y portadoras de un mensaje público! Aquellas mujeres, por lo general,  no podían moverse solas y  necesitaban el aval de un hombre para que resultar creíbles. No obstante, Él las hace sus mensajeras. Sigue leyendo

Las mirróforas

27 Mar

Dolores Aleixandre

2_2_ma6“El temor de las mujeres y su silencio se convierten así en un “cortejo adecuado” para el itinerario al que se invita al cristiano: ir a Galilea no es fácil y puede inspirar temor porque ahora ya sabemos cuál fue el final del que recorrió sus ciudades y sus caminos. Y lo que importa no es hablar sino seguir con atención el rastro de sus huellas.”

(Mc 16,1-8)

(RSCJ) Para nadie es un secreto que vivimos tiempos oscuros y que nos sentimos perplejos y tentados de desánimo en incontables ocasiones. De las mujeres que fueron al sepulcro en la mañana de Pascua llevando perfumes quizá podamos aprender su capacidad de afrontar los acontecimientos con sabiduría y audacia. Sigue leyendo

Las Mujeres de la Pascua

25 Mar

                      Por Magdalena Bennasar

Espiritualidad Integradora Cristiana

 

“Y después todo sigue, claro, llega el parto de la cruz, el parto de dar vida a esa humanidad que emerge, que quiere salir, sacar la cabeza… tantas mujeres que no quieren más rostros cubiertos o, lo que es lo mismo, seguir invisibilizadas por sistemas cuyo dios sigue siendo nuestro binomio “dinero-poder”.

Son días convulsos en nuestro país y en tantos otros. Ninguno se libra de un contagio más o menos directo de una situación donde, progresivamente, va aumentando el número de pobres, vulnerables e indefensos ante los poderes institucionales, que en cada  época tienen diferentes apellidos, pero siempre un nombre común:  “dinero-poder”. Sigue leyendo

Una mujer acusada y rehabilitada

15 Mar

Emma Martínez 

jesus-y-la-mujer-adultera“Yo llegué ante Él llevada a la fuerza, arrastrada por el suelo, pasiva, despreciada, acusada, silenciada, condenada a muerte, sin futuro y ahora me encuentro de pie, liberada, reconciliada con mi ser de mujer y llamada a un futuro lleno de esperanza, era posible para mi una vida nueva.”

Soy una mujer que no tengo nombre propio, ni identidad. Se me conoce por la etiqueta que me han puesto mis acusadores: la adúltera. Con ella ponen de relieve mi sexo y mi pecado sexual, el pecado que no se nos perdona a nosotras las mujeres. Ellos nunca son los adúlteros, “tienen un desliz”, “echan una canita al aire”, “cambian de plato” y otros eufemismos disculpatorios.

Hoy quiero yo tomar la palabra y hablarte de mí y al tiempo de tantas mujeres que, como yo, están condenadas a muerte por la misma acusación: el adulterio exclusivamente femenino, porque para adulterar hacen falta dos personas pero a él no lo acusan, a él no lo han condenado. Sigue leyendo

Próxima charla de María José Arana en Durango

27 Feb

CELEBRACIÓN DE LAS MUJERES

3 DE MARZO DE 2013  a las 5:30

Charla M Jose Arana 3 dic 2013

LAS BEGUINAS

Aquellas mujeres de los siglos XII, XIII y XIV que consiguieron encontrar un espacio de crecimiento al margen de la sociedad, de la iglesia, del patriarcado en su conjunto; y tuvieron la osadía de hablar de Dios en el lenguaje de la época y en sus lenguas vernáculas. Su experiencia sigue resultando sugerente e inspiradora en la actualidad, cuando aún no hemos conseguido hacer de la iglesia un espacio de igualdad. Sigue leyendo

LA MUJER QUE LO DA TODO, SIN PESTAÑEAR (Mc 12,38-44)

2 Feb

la ofrenda de la viuda pobreMagdalena Bennásar   

¡Qué exageración! Imagino que la mayoría diríamos y pensaríamos que no hace falta ser tan radical. Llevo días hablando y orando con esta mujer, anónima como casi todas en los evangelios, y en situación límite, como casi todas también. Y está ahí, un texto brevísimo, precedido por podríamos decir el periódico-telediario de estos días. Es decir, precedido por una descripción magistral de una inflamación crónica a lo largo de la historia producida por el virus del poder, dinero, control sobre todo de la mujer.

 

Marcos nos sitúa el texto en el Templo, en la Sala del Tesoro donde nos dice (versículo 41) que “Jesús se sentó y observaba como la gente iba echando monedas; muchos ricos echaban en cantidad. Llegó una viuda pobre y echó dos ochavos, que hacen un cuarto. Sigue leyendo

Ikonos Femeninos

12 Ene

Dolores Aleixandre

2001RuthAndNaomiHeQi (Misión Joven). Cuentan que un novicio jesuita preguntó un día al P. Kolvenbach, Superior General de la Compañía de Jesús: “Padre ¿Vd. cómo reza?”, “Rezo con iconos”. “Y ¿qué hace?, ¿los mira?” “No. Me miran ellos a mí…

Un icono reclama en un primer momento nuestra mirada pero, si hay algo que nos sorprende y nos atrae de ellos es que, sea cual sea el ángulo en que nos situemos, tenemos la sensación de que nos están mirando. Vamos a acercarnos a contemplar siete iconos de mujeres del Evangelio y lo haremos desde situaciones concretas que hoy vivimos, tratando de que su mirada nos comunique algo de lo que ellas experimentaron en la cercanía de Jesús.

“¿Qué sabiduría encontramos en el Evangelio para vivir de una manera contracultural las pérdidas y el paso del tiempo? Aquella mujer viuda de Naim, que había perdido su hijo único, nos representa a todos nosotros encajando a duras penas todos los adioses que la vida nos va imponiendo y el evangelio nos la presenta recibiendo de manos de Jesús al hijo perdido, ahora como un don y no como una posesión que se retiene compulsivamente. Posiblemente su relación con aquel hijo recobrado adquirió desde entonces otra dimensión preciosa: la del don gratuitamente recibido que no se puede agarrar como propiedad absoluta sino que se tiene entre las manos con agradecimiento y libertad.”

1. ISABEL (Lc 1, 39-45)
Un rasgo de nuestra sociedad es el individualismo, el ensimismamiento narcisista que nos centra y concentra en nuestro yo como lugar preferente de atención, dedicación, cuidado e inversión de casi todas nuestras energías disponibles. Da la sensación de que todo desde fuera invita a vivir ensimismados y sordos a las voces que nos vienen de más allá de nosotros mismos. Muchas fuerzas externas a nosotros nos llaman a reducir nuestra vida al tamaño de un bonsai, a encoger los deseos hasta reducirlos a los pequeños bienes accesibles y a conformarnos con pequeñas dosis de placer egoísta. Sigue leyendo

La presentación de María en el Templo

23 Nov

Sor Gemma Morató

Los autores de la vida espiritual encuentran aquí tres méritos: hay de parte de María el mérito de la diligencia apremiante, puesto que presurosamente viene a ofrecerse a Dios. El de la generosidad completa, porque María va a inmolarse al templo, deja a su padre y a su madre. Y el tercer mérito es el de una fidelidad inviolable, María sube de virtud en virtud.

(Periodista Digital) Hoy es la fiesta de nuestra Congregación: La Presentación de la Virgen al Templo. Fiesta de origen oriental: se inicia la víspera (20 de noviembre) y se prolonga hasta el 25 o día de la clausura solemne. Es una de las doce fiestas principales del año litúrgico oriental. El oficio es muy interesante, es una fuente de tradición litúrgica, de tradición espiritual, una invitación a dejar presentar este misterio en la vida cristiana, a acercarse a festejarlo con mucha alegría, «portando con las vírgenes nuestras lámparas encendidas». Esta celebración pasó al calendario romano en 1585. Sigue leyendo