Ya he vuelto

31 Oct

Mari Patxi Ayerramaripatxi ayerra

YA HE VUELTO, sin enterarme casi de nada, resulta que he estado más de un mes en coma, que he tenido a todo el mundo disgustado y que ahora hay que conseguir que aprenda todo lo que he desaprendido en estos meses. No me acuerdo de nada del pasado y casi de nada de lo de hace un rato. Tengo que ir 2 horas al día a rehabilitación cerebral, para recordar números, letras y expresiones. No puedo con mi alma. Me han lentificado y hago todo despacio, despacísimo, me tumbo por las esquinas y me canso de todo. También me han tocado la hormona de la saciedad y resulta que, coma lo que coma, nunca me sacio y sigo teniendo hambre.

 Muchos habéis llamado y no os han invitado a verme porque me lío en cuanto hay tres personas. Por eso han graduado nuestros encuentros, pero, por favor, dejádlos para más adelante, que os necesitaré para que me saquéis a dar un paseo o leerme un rato. A mis hombres los tengo tullidos. Doy mucha lata y a mi pobre marido le vuelvo loco de noche y de día…  Y mis hijos me sacan a pasear uno cada día y también les agoto… Me han prohibido conducir, con lo que me siento menos libre, pues el coche me hace sentir como un pájaro, que puedo volar a donde quiera y ahora no me muevo de casa. 

Me han dado unas semanitas de vacaciones en la clínica y ya me he ido una a Huelva, a casa de mi hermana Roncesvalles y hemos disfrutado, descansado y comido mucho pescaíto, que me encanta. Nos iremos este mes de julio una semana a la Manga, toda la familia, los 16, a esperar juntos el nacimiento de Olivia, la próxima nieta y el curso próximo está en blanco, porque no sé cual será mi tarea ni qué lugar ocuparé en el mundo. Tengo que encontrarlo. No sé si algún día volveré a ser la misma, creo que no, pero os pido que me queráis igual, para ayudarme a ser. Mis hijos me piden mucho que me ría y es que se me ha quedado un gesto serio que me preocupa y no nos gusta nada. Pero en el fondo del alma estoy contenta, de mi gente, de mi vida, de que siento que Dios acompaña este tiempo tan difícil y que descanso mucho en El. Espero que me siga ayudando a ser feliz y a hacer felices a los demás. Sobre todo a Joaquín, que le tengo muy preocupado y muy triste, al verme así, que parece que se me ha olvidado cantar con todo lo que cantaba yo antiguamente…

Os mando un abrazo bien fuerte a todos mis amigos, a los que os habéis molestado en leer mi curriculo con tanto cariño y a mi hijo Javier, que lo ha ido poniendo al día. Le paso esta carta para que la una a lo anterior.

Mari Patxi

http://www.maripatxi.com/?p=1018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s