Cónclave de las mujeres

16 Mar

Declaración final del Comité de la Jupe

cónclave mujeres“La situación de las mujeres en la Iglesia católica no sólo es injusta y contra-productiva, sino la causa del  conjunto de males  que aquejan a la Iglesia: ausencia de sangre nueva, astenia, retroceso de los valores morales, desconfianza hacia el otro, olvido de sus aspiraciones. Sin embargo y a pesar de ello, las mujeres están presentes, activas y amadas en la Iglesia. Son ellas  esas pequeñas manos que hacen cambiar y construir la casa. Pero ¿Cuándo se les va conceder la palabra?”

En vísperas de la apertura del cónclave romano, ese cónclave de hombres, ese “cónclave a medias”, nosotras, setenta y dos mujeres que estamos en el mundo, nos hemos reunido este día también en cónclave.

Tal iniciativa constituye una primicia absoluta. Por tanto, era a la vez previsible, inevitable y en la línea adecuada a nuestra vocación de bautizadas y bautizados.

Previsible, porque bajo las cenizas aún quedan rescoldos. La situación de las mujeres en la Iglesia católica no sólo es injusta y contra-productiva, sino la causa del  conjunto de males  que aquejan a la Iglesia: ausencia de sangre nueva, astenia, retroceso de los valores morales, desconfianza hacia el otro, olvido de sus aspiraciones. Sin embargo y a pesar de ello, las mujeres están presentes, activas y amadas en la Iglesia. Son ellas  esas pequeñas manos que hacen cambiar y construir la casa. Pero ¿Cuándo se les va conceder la palabra?

Inevitable, porque esta iniciativa es también liberadora de la palabra que tanto está sufriendo hoy en nuestra Iglesia. Sin embargo, hablar es vivir. Nosotros y nosotras, deseamos que nuestra Iglesia viva de su palabra reencontrada, una palabra de hombres y mujeres libres y solidarios con todos.

Finalmente, esta iniciativa está en línea recta con la vocación de la Iglesia, pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo, pues es del corazón de los bautizados de donde brota el Espíritu que permite siempre gobernar, enseñar y santificarnos  a todos.

Nosotros, las setenta y dos, hemos rezado y nos hemos escuchado. La gran calidad de las contribuciones ha revelado a muchos hasta qué punto la palabra de las mujeres podía ser fuerte. Psicólogos, capellanes en los hospitales psiquiátricos, en las cárceles, en cuidados paliativos, catequistas, biblistas, historiadoras, teólogas, religiosas integradas en barrios muy precarios, todas, han subrayado de una u otra manera, las alegrías y  las heridas de nuestra sociedad, la complejidad del mundo moderno, la dicha de creer, y la interdependencia que existe entre todos.

Nosotras queremos una Iglesia bondadosa, benevolente, abierta a las Iglesias particulares, a las culturas y a las religiones, una Iglesia mixta y paritaria, que acoja en lugar de excluir, que no haga de los sacramentos algo sancionador, que escuche a sus fieles antes de decretar, que los alimente con la palabra en lugar de infantilizarlos. No se construye nada en la condena y el miedo. Unamos pues nuestras fuerzas para crear en la alegría la Iglesia de mañana.

Al final de nuestro cónclave hacemos cuatro proposiciones:

-Que nuestra Iglesia se dote de un observatorio de práctica de igualdad en la Iglesia.  Pedimos a los católicos que ejerzan su vigilancia sobre las posiciones diplomáticas del Vaticano a propósito de las mujeres.

-Que las mujeres allí donde se encuentren y puedan, organicen, junto con los hombres que así lo deseen, círculos de silencio alrededor de las sedes de las conferencias episcopales.

-Que las mujeres puedan ser diaconisas y cardenales.

-En fin, y dado que el humor va más allá que el propio humor, deseamos que los hombres de Iglesia no vuelvan a llevar  trajes.  

Traducción: Esperanza Bautista Parejo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s