¡En nombre de Dios!

13 Ene

maría van DorenMaría van Doren

¿Cómo es posible que ‘hombres del poder’, tienen de otro lado ‘el poder’ de quitar este carácter? ¿De qué ‘poder divino’ se apoderaren estos poderosos? Cuando lo reflexiona bien, uno/a esta sorprendido/a por  la audacia que tienen, y como se apoderan continuamente de poderes que tocan a Dios, pero no a ellos.

(Blog de María van Doren-México) En el mes de septiembre/octubre/noviembre se hizo en una estación de la televisión en Flandes, Bélgica, un programa que se llamó “En el nombre de Dios”, en el cual presentaron una investigación sobre las misioneras grandes de esta región, las últimas, que todavía están en un u otro país del mundo. También vinieron a México para hacer un reportaje de mi vida aquí de más de 30 años, últimamente en la capital y sus alrededores, y antes por casi 15 años con los indígenas en la Sierra Madre Negra, arriba de Tehuacán, Puebla. Este programa ha tenido un éxito enorme en Flandes, cuando vieron la vida sencilla y dura pero también comprometida con un pueblo olvidado en su propio país, una vida llena de vida, posible por “En el nombre de Dios”,  porque no sería posible muchas veces seguir adelante en circunstancias muy duras, con poco reconocimiento y muchos rechazos, no siendo perfecta y con errores, pero entregado my fuerte para realizar algo mejor en este mundo, al modelo de Jesús y de su proyecto, “En el nombre de Dios”.

Hay también una película impresionante sobre el asesinato de un grupo de monjes, Trapenses, que vivieron en medio de un pueblo islámico, en Argelia. Únicamente querían vivir juntos con estos pueblos, en medio de ellos, sencillamente, para ser signo que podemos estar unidos/as como seres humanos con el mismo anhelo de amar la vida y amar a los/as demás. Así quería dar esta comunidad de religiosos, un testimonio de un Dios para todas/os, hacerlo “En el nombre de Dios”. Los fundamentalistas de esta región no entendieron o no pudieron aceptar este proyecto, tal vez porque era un reclamo a su fundamentalismo, a su radicalismo, y tal vez también por un racismo y una forma de rivalidad… Los monjes supieron que no eran bien aceptados por estos radicales y fundamentalistas, aunque si por muchos otros de estos pueblos; supieron a un momento que su vida estaba en peligro, pero platicando juntos, decidieron de quedarse en “el Nombre de Dios”, y terminaron ser llevados y decapitados. Era un choque grande para todo el mundo. La película, testimonio de una entrega total, es impresionante y un testimonio de este “en el Nombre de Dios”.

 

Así quiero empezar este articulo, para mostrar cómo podemos ser apasionado/a para el proyecto de Jesús, en “el nombre de Dios”, pero quiero mostrar como también pueden ABUSAR esta frase “en el nombre de Dios”, y como lo hacen, en la misma Iglesia católica, desde la gente, déjame a decir, fundamentalista de esta Iglesia. Porque estas últimas semanas me llegaron por internet, dos ejemplos tan vergonzosos (y hay tantos…) que son solamente posible porque usan y abusan este concepto “en el Nombre de Dios”. Uno de estos casos es la eliminación en los E.U. del padre-misionero de Maryknoll, Roy Bourgeois, y aquí en México, el encarcelamiento del hijo biológico de Maciel, el fundador de los Legionarios, reconocido pedófilo y de doble vida porque al mismo tiempo tenía hijos/as con diferentes mujeres, pero protegido y promovido por mucho tiempo por la autoridad de la Iglesia en México (y por muchos de la autoridad civil). También era siempre protegido, y honorado  por el papa Juan Pablo II poco tiempo antes que el papa murió, erróneamente beatificado en mi opinión en gran parte por su complicidad de encubrimiento, conociendo el caso de Maciel y de muchos otros pedófilos. Es increíble cómo se puede actuar ‘sin pena ni vergüenza’ en y desde la Iglesia, cuando se identifican y se justifican “en el nombre de Dios”.

 

Me siento con tanta indignidad y rabia que estas decisiones se toman en mi Iglesia, que no quiero ni puedo dejar protestar y denunciar en conciencia (como Roy Bourgeois está actuando desde su conciencia) estos actos y actitudes, no porque pienso que yo soy la buena persona y los/as otros/as no, pero usando a Dios y abusando de su nombre para justificarse, me parece imperdonable, también para mí misma si yo lo haría en un u otro momento. Igual lo considero un abuso de Dios, cuando algunas representantes de la Vida Religiosa justifican todas sus cartas, no con su propio nombre pero  con “Dios Providencia Padre Madre”! ¡Qué abuso, para justificar sus actitudes y actos; o, cuando defienden sus decisiones y obras en el nombre del Espíritu Santo, muy común en los círculos religiosos y con las autoridades eclesiales: ¡En nombre de Dios tengo mi autoridad! ¡En nombre de Dios hablo! etc.

 

Roy, un hombre de más de 40 años de vida religiosa y misionera, con un trayectoria muy comprometida, teniendo más que una vez encarcelamiento en los E.U. por protestar sin violencia contra el armamiento, contra guerras, contra abusos de la naturaleza… La autoridad de la Iglesia católica lo amenazó por un tiempo, porque apoyó el reclamo de las mujeres para no ser aceptado al sacerdocio, porque Dios llama, igual a mujeres como a hombres a su servicio sacerdotal, como lo dicen las mujeres. Esta institución eclesial tiene bien marcado el terreno donde las mujeres “las buenas mujeres” pueden moverse. ¡Quitaron a Roy ‘el estatus de sacerdocio’, y ‘de ser religioso’! Como teóloga no entiendo muy bien que de un lado, la autoridad eclesial sigue enseñando que el sacerdocio da un ‘carácter permanente’, para siempre, como los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación. Entonces, ¿cómo es posible que ‘hombres del poder’, tienen de otro lado ‘el poder’ de quitar este carácter? ¿De qué ‘poder divino’ se apoderaren estos poderosos? Cuando lo reflexiona bien, uno/a esta sorprendido/a por  la audacia que tienen, y como se apoderan continuamente de poderes que tocan a Dios, pero no a ellos. Sobre las cabezas de la autoridad de la congregación se metieron en la Vida Religiosa aunque la autoridad actual (el superior general anterior de la congregación protestó públicamente la decisión) aceptó la decisión de Roma, por más que la votación de los consejeros no dio un resultado claro, si la comunidad quería y estaba de acuerdo de expulsar a su compañero, un hombre muy comprometido con su vocación. Roy es víctima de un abuso de poder y de apoderamiento del poder de Dios mismo. Y, ni modo, Roma y algunos de sus superiores lo hicieron, ¡“en el Nombre de Dios”!

 

No puedo creerlo, que se eliminaron al sacerdote Bourgeois, Maryknoll misionero, de su congregación por defender a mujeres sacerdotes, por presión de la Congregación de la Fe en Roma. ¡Es increíble! Por lo más que sé, no se eliminan así los sacerdotes pedófilos, hasta que muchas veces siguen siendo sacerdotes en otros lugares, y de vez en cuando hasta con promociones en Roma misma (conozco casos). No eliminaron a Maciel, el fundador de los Legionarios, del sacerdocio, un hombre que hizo más que escándalo, no solo era pedófilo, abuso de sus candidatos, pero también tenía hijos con diferentes mujeres, siendo sacerdote, religioso, pero preferido por Juan Pablo II, que conocía el caso, porque se dejó tomar fotos con Maciel, su hija que vive en España y uno de sus hijos de otro mujer mexicana. Pero este hombre era demasiado querido en los círculos en Roma por dejar tantos dolares con tanta gente por allá, por dar  supuestamente tantas vocaciones sacerdotales y religiosos a la Iglesia, y por promulgar, hipotéticamente, la ‘buena fe’.

 

 

 

El otro caso es el hijo biológico, mexicano, de Maciel (el fundador pedófilo mexicano de los Legionarios),  que reclamó dinero a la congregación por todo el daño y el sufrimiento de su padre. Cuando el escándalo empezó a divulgarse, responsables de la congregación se comunicaron con este hijo para ofrecerlo una suma de dinero muy elevado, para que nunca se declarara ser hijo de Maciel. El muchacho lo negó. Ahora, cuando el, no aceptando el dinero y tampoco el silencia, la misma congregación lo denuncio por chantaje y soborno???, y en México lo fueren a detenerlo en su trabajo y lo encarcelaron, mientras al mismo tiempo jueces en los E.E.U. están condenando a la congregación. Aquí en México quieren condenar al hijo, protegiendo otra vez el poder institucional (eclesial). El abogado del hijo pudo ayudarlo para salir de la cárcel, por el momento, pero pagaron mucho. A Maciel defendió hasta el último Juan Pablo II (porque recibió  tanto dinero de él durante su vida) aunque conoció los datos; igualmente Ratzinger lo dejó libre en el tiempo de la vida de Juan Pablo II. Cuando este se hubiera muerto, silenció y castigó a Maciel quitándolo la responsabilidad de su congregación, obligándolo de retirarse, pero nunca lo quitó del sacerdocio, aunque lo prohibieron de funcionar púbicamente. Pero Maciel se retiro siguiendo viviendo con el lujo que se permitió siempre a sí mismo, por lo menos cuando estaba fuera de su congregación (no sé si lo hizo también dentro… aunque nadie hubiera protestado abiertamente porque todos tenían un cuarto voto que les obligó ¡nunca hablar mal de su fundador! Murió en los E.U. en compañía de su hija y la mama de ella (una de sus mujeres), negando el sacramento de la unción. Nunca la quitaron del sacerdocio, y la congregación sigue adelante, con la bendición de Roma. Todo eso también en “nombre de Dios”.

 

Para la autoridad en nuestra Iglesia, es peor defender a las mujeres en sus derechos para pedir el sacerdocio (si les gusta a esta autoridad o no), peor que ser pedófilo, de abusar de inocentes niñas y niños…; defender la igualdad de la mujer en especial con referencia al ministerio del sacerdocio y decir que puede ser llamada por Dios igual como el hombre, es más grave que ser pedófilo. Lo dicen, los que están a la cabeza de la Iglesia con toda tranquilidad, “en Nombre de Dios”.

 

                                                                                                                          Dra. Maria Van Doren                  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s