Sombras femeninas en Ikea

8 Oct

La multinacional del mueble retira a las mujeres de su catálogo en Arabia Saudí y a las imitadoras de ‘Pussy Riot’ en su página rusa.

Varias ministras del Gobierno de Suecia, el país campeón de la igualdad, han puesto el grito en el cielo. La más dura ha sido la de Igualdad de Género, Nyamko Sabuni, que ha dicho que si en algún lugar del mundo se necesitan los valores de Ikea, ese es Arabia Saudí.

(El País) Una firma sueca bien conocida, Ikea, primera marca mundial del mueble, ha comprendido esta semana lo fácil que es desembarazarse de las mujeres. Gracias a la edición sueca del diario gratuito Metro se han enterado en Estocolmo de que su filial en Arabia Saudí ha editado el catálogo de la multinacional del mueble eliminando a las mujeres de las fotografías. En una de ellas aparecía una mujer en pijama en un cuarto de baño. En la otra había diseñadoras femeninas de los productos de la marca. T

odas ellas han desaparecido del catálogo editado especialmente para el público saudí. A los empleados de las tres tiendas de Ikea en Arabia Saudí les debió parecer de lo más natural en un país en el que los hombres han implantado un férreo sistema estatal de discriminación sexual que, entre otras cosas, invisibiliza a la mitad de su población. Allí, las mujeres deben portar velo, no pueden salir solas a la calle y tampoco conducir.

Varias ministras del Gobierno de Suecia, el país campeón de la igualdad, han puesto el grito en el cielo. La más dura ha sido la de Igualdad de Género, Nyamko Sabuni, que ha dicho que si en algún lugar del mundo se necesitan los valores de Ikea, ese es Arabia Saudí.

Ikea reconoció el lunes haber retocado las fotos del catálogo saudí, pero su primera reacción fue un tanto tibia. La portavoz Ulrika Englesson explicó que cuando la marca entra en un nuevo país intenta conciliar sus valores propios con la cultura local. Veinticuatro horas después, sin embargo, pidió excusas. Además de dejar entrever que la decisión se tomó lejos de la sede central, la multinacional ha asegurado que va a revisar todos sus sistemas de trabajo allí.

Solo tres días antes de este escándalo, Ikea eliminó de su web rusa una foto colgada por un cliente en la que aparecían sentadas en uno de sus sofás chicas con pasamontañas como los de la banda punk Pussy Riot, tres de cuyos miembros han sido encarceladas por protestar en una iglesia. Si tanto lío con las fotos no forma parte de una nueva estrategia comercial de la firma, su nuevo presidente Peter Agnefjll, que sustituye desde el 1 de septiembre a Mikael Ohlsson, se enfrenta a un escollo con el que probablemente nunca contó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s