Reflexiones de Joan Chittister

17 Sep

“A no ser que empecemos a ser la Iglesia que queremos, esa Iglesia no llegará nunca.”

“He decidido no volver a entregarme a nada ni a nadie que simplemente quiera utilizarme en interés propio o contra mis propios intereses.”

“A no ser que empecemos a ser la Iglesia que queremos, esa Iglesia no llegará nunca. Y sin embargo, quienes lo hagan -y sean descubiertos- serán reducidos a polvo por esa misma Iglesia. Es una alternativa dura: morir por el cómo debe serde esta iglesia o a manos de esta Iglesia tal como es. Yo, por mi parte, debo sencillamente seguir adelante y dejar que las semillas broten donde puedan, que las astillas caigan donde quieran caer, y que la vida, para mi bien o para mi mal, adopte el sentido que sea.”

“No sé si me “cierro” contra alguien. Pero sí sé que he decidido no volver a entregarme a nada ni a nadie que simplemente quiera utilizarme en interés propio o contra mis propios intereses. Paso mi vida apoyando a una Iglesia que no quiere saber nada de las mujeres, y el permanecer en ella, inlcuso protestando, puede significar, sin embargo, que sigo dejándome utilizar… Me atormenta mi falta de honradez. ¿Digo realmente lo que creo?; ¿hago realmente lo que quiero hacer?; ¿me limito a “poner buena cara ante algo intrínsecamente malo”? De ser así, yo soy parte del problema de la Iglesia. Yo y los que son como yo la estamos sosteniendo, otorgándole una legitimidad que su ilegitimidad no merece. En tanto la Iglesia rechace a la mujer, no será Iglesia en absoluto”.

Proclamamos a Jesús, pero en realidad seguimos a Pedro. Y lo hacemos para “hacer el bien”, para “no hacer más daño”, para “mantener la paz”…

Hablar del racismo o del militarismo no es problema; pero si se habla de la opresión de la mujer, temen que los hombres se sientan heridos… Yo pienso que ésa es la auténtica lectura de estos tiempos: si queremos ser tratadas como seres humanos plenos, adultos, iguales, hemos de exigirlo, y luego dejar que ellos se las arreglen.

Reflexiones recogidas en su libro: “Ser mujer en la Iglesia. Memorias espirituales”. Sal Terrae, 2006.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s