Una barca sobre el agua

14 Jul
 Sandra Hojman
“¿Cómo es esto de estar sobre un suelo firme –la barca- en medio del agua, de por sí inestable?”

(Fe Adulta) Me pregunté durante años por esa manía de Jesús de andar subido a las barcas. Fui dándome diversas respuestas a lo largo de los años. Una primera, la obvia, fue que se movía entre pescadores, que ése era el ámbito propio de sus amigos y, como en tantas cosas, aprovechaba la cotidianeidad para enseñarles. Más adelante, supuse que en medio del desierto los espacios de agua serían muy valiosos, y ahí nomás me entregué a reflexiones sobre la sed, que llevaron años de proceso y escritura. Pero el tema siguió insistiendo –de hecho, mis hijos se burlan de mí cada vez que ven la palabra “agua” sobre la pantalla- y fue el ingrediente que da forma y blandura a la masa, y luego catarata en Pentecostés…

Ahora la pregunta que me surge es: cómo es esto de estar sobre un suelo firme –la barca- en medio del agua, de por sí inestable.

Obviamente, hay períodos de estar en la orilla. Una experiencia de quietud que permite consolidar-nos. Es el tiempo de abrir las redes, y discernir qué de lo recogido en ellas sirve y es nutritivo, y qué va al basurero, y qué otras cosas deberán procesarse con mayor cuidado. Pero no es sano que se prolongue en exceso…

Es evidente que en tierra, ninguna nave avanza, está encallada (divagues etimológicos, ¿se le hacen callos?, ¿se transforma en un callo, duro e insensible?, ¿permanece en silencio?). Habrá que salir; en algunos relatos, la cuestión es clara: “Jesús los obligó a subir a la barca”. Suficiente firmeza; llega nuevamente la necesidad de lo inseguro. Apoyar la certeza de la barca en la inconsistencia de lo fluido. Y dejarnos mecer. Paradoja de la estabilidad de lo que se mueve, de lo seguro en lo cambiante. Construir nuevas seguridades, en la vitalidad de lo que fluye, avanza, no se detiene. Apostar al río (siempre nuevo, siempre el mismo), al movimiento que acuna lo recién nacido de nosotros.

Desde ahí, sobre la barca en medio del mar, nos enseña. Pareciera que aspectos centrales de lo humano se juegan en ese entretejido, sostenernos en lo movible, cambiar para permanecer fieles a nosotros mismos. “¿Por qué tienen miedo?”, “Soy yo, no teman”. Me tranquiliza saber que en el fluir que a veces me marea, en las tempestades más terribles, está él sobre la barca conmigo, compartiendo mi seguridad tanto como mis temblores. Cuando voy y vengo, cuando suben y bajan las mareas de mí misma, ahí está él…

Y la barca es símbolo de la iglesia, comunidad en vaivén, invitada a acompasarse con los movimientos de los hombres y las mujeres de cada época, para poder sostenerlos en medio de sus –nuestras- contradicciones y búsquedas, de sus –nuestras- tormentas y pescas y redes rotas y reparadas. De dónde salió la iglesia quieta en el puerto, aferrada a las durezas de orillas que alguna vez estuvieron bañadas por el mar, pero se fueron resecando y agrietando con el paso de los siglos… Enorme desafío ser una barca hoy; enorme riqueza también por el encuentro de tantos afluentes, de tantos ríos que confluyen en nuestro mar comunitario, en este siglo XXI. Reconocer y disfrutar de los múltiples ríos fluyendo por su cauce propio, reuniéndose de a ratos, cada uno fiel a su caudal; algunos mansos y otros tumultuosos casi siempre, agua que arrastra asperezas, que quiere seguir, no dejarse frenar más…

Que la nuestra, como iglesia, como pueblo, sea corriente de montaña, fresca y arrasadora, lanzada a lo profundo, más hondo cada vez; que podamos correr profundizando el cauce, tallando mapas, dejándonos tallar, soltando las orillas… Que podamos ofrecer un suelo confiable a los hombres y mujeres que quieren seguir las oscilaciones de lo vivo, hacia el mar que nos espera y nos recibe, y nos hace uno en la diversidad de nuestras aguas propias…

 
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s