La poetisa bahreiní Aayat Al Qormozi

22 May

“Somos el pueblo que matará la humillación y asesinará la miseria, ¿no oyes sus gritos, sus alaridos?”

Amnistía Internacional

Estos versos llevaron a la cárcel a la poetisa bahreiní Aayat Al Qormozi. Fue condenada a un año de prisión por un tribunal militar, por el delito de haber participado en manifestaciones ilegales, alterado la seguridad pública y hacer apología del odio al régimen. Aayat permaneció recluida en régimen de aislamiento durante los 15 primeros días y denunció haber sido torturada con electrochoques estando bajo custodia. Ahora está en libertad, pero a la espera de juicio.

¿Qué significa para ti la “Primavera árabe”?
La “Primavera árabe” es el volcán que ha estallado después de una larga y ardua espera, por lo tanto ha irrumpido con un gran ímpetu y de un modo sin precedente (…).  Esta Primavera ha convertido una parte de las aspiraciones de los pueblos en una verdad palpable. En realidad, significa un salto cualitativo en la lucha de los pueblos y una esperanza largamente anhelada.

Como consecuencia de esta revolución, ¿ha mejorado la situación de los derechos humanos en Bahréin?

La situación de los derechos humanos en Bahréin, más bien ha empeorado. Actualmente, Bahréin forma parte de la lista de los 19 países acusados de vulnerar los derechos humanos (…). Los luchadores que nos han precedido, durante las décadas de los 50, 60, 70, pasando por las décadas de los 80 y 90, han sufrido mucho, pero no han padecido lo que estamos sufriendo ahora: ejecuciones, intimidaciones y graves violaciones de los derechos humanos. Con eso no quiero menospreciar el sufrimiento de nuestros antecesores. Ellos sufrieron y aguantaron muchísimo, pero Bahréin, hoy en día, está desangrándose de un modo poco habitual.
 
¿Se consideran tus versos símbolo de la lucha bahreiní y de la resistencia?
Cuando salí de la cárcel, me di cuenta de que el pueblo bahreiní memorizaba mis poemas y los recitaban, desde los niños y niñas hasta las personas adultas. Incluso los niños me imitaban al recitar mis poemas. El pueblo bahreiní considera mis poemas como un símbolo de lucha y resistencia, no obstante lo que hice fue muy poco para mi país, sigo con ganas de sacrificarme y de luchar por nuestros derechos.
 
La plaza de Al-Lulua  –La Perla- fue también un símbolo destruido el 18 de marzo por órdenes del Gobierno. ¿Qué sientes hacia los intentos de las autoridades de oprimir al pueblo?

La Plaza de Al-Lulua fue un símbolo cuyo recuerdo nos provoca un gran dolor. La destruyeron físicamente como espacio, pero permanece su significado en nuestros corazones y en nuestras conciencias. Esa continua y bárbara opresión ejercida contra el pueblo pacífico e indefenso con el fin de acabar con su lucha es un ejercicio en vano, ya que el pueblo de Bahréin está más concienciado que nunca. 

¿A ti te han arrestado y te han torturado por el simple hecho de ejercer tu derecho a la libertad de expresión? ¿Sigue el pueblo bahreiní sufriendo esta ley del silencio?

Sí, asaltaron mi casa durante dos noches seguidas y aterrorizaron a niños y mayores. Pegaron a mis hermanos y amenazaron a mi madre con tirar la casa y matar a mis hermanos en el caso de que yo no apareciera o me entregara. En aquel momento yo estaba en casa de mi tía. Cuando me arrestaron me torturaron física y psicológicamente, me golpearon duramente, me dieron puñetazos, patadas. Me hicieron estar de pie durante muchas horas, me insultaron continuamente, me aplicaron corrientes eléctricas y me amenazaron con violarme, además de someterme a otros tipos de tortura infrahumana. Sin embargo, solo consiguieron volverme más fuerte y firme en mis convicciones. En realidad, este es el ejemplo de lo que le ocurre a cualquier bahreiní que exprese su opinión: se le tortura, se le echa del trabajo y se le castiga de múltiples formas.

 Los hombres y las mujeres han compartido los espacios públicos durante la revuelta, en especial en Egipto, pero también en Bahréin. ¿Nos podrías concretar el papel de la mujer y aclarar su futuro?

La mujer en Bahréin ha desempeñado un papel que ha eclipsado al jugado por el hombre. Su presencia fue digna en todos los campos. La mujer ha ocupado la primera fila en las manifestaciones y en los encierros, sin temer a la muerte, ni a la tortura, ni a la detención, a pesar de las flagrantes violaciones de los derechos humanos en Bahréin. No obstante la mujer sigue firme, decidida a participar y sacrificarse, algo que ha incrementado la confianza del hombre en la mujer dentro de nuestra sociedad conservadora. Hoy los hombres reconocen el papel de la mujer y confiesan que les ha superado. Este es un claro indicador de que las mujeres ocuparán puestos importantes en el futuro y trabajarán para que se respeten los derechos humanos en Bahréin. 

El informe de la Comisión Independiente de Investigación en Bahréin (BICI),  documenta los casos de cientos de personas que han sufrido malos tratos. También incluye recomendaciones para la protección de los derechos humanos, con el fin de consolidar la justicia e indemnizar a las víctimas. A raíz de ese informe, el Gobierno de Bahréin anunció nuevas medidas como formar un órgano nacional independiente para supervisar los derechos humanos. ¿Consideras esas medidas un punto de partida?

Con la presencia de un Gobierno como el actual (…) creo que es difícil considerarlo como un punto de partida. No hemos palpado ningún cambio después del informe de la Comisión de Investigación. En realidad, yo no la considero independiente porque fue nombrada por el Gobierno. Es verdad que la Comisión ha desenmascarado la mayoría de las infracciones del régimen, aunque no todas,  y ha presentado unas buenas recomendaciones. No obstante, ninguna de ellas ha sido llevada a cabo; más bien ha aumentado la represión. Desde la publicación del informa, han perdido la vida más de 10 personas. 

¿Cuál es tu opinión con respecto al papel ejercido por otros países en la zona, como Irán o el Reino de Arabia Saudí?

Con respecto a Irán lo digo en voz alta, somos un pueblo que se ha levantado por propia voluntad. Ni Irán ni ningún otro país nos instigó a levantarnos contra este Gobierno corrupto y yo rechazo tajantemente lo que el  Gobierno propaga diciendo que esta revolución es sectaria y provocada por parte de Irán o cualquier otro país. Esta es una revolución nacional. En cuanto al Reino de Arabia Saudí intervino de un modo descarado porque la entrada de las fuerzas del escudo de la Península en el del Reino de Bahréin se considera una intervención flagrante y no tolerada, pues estas fuerzas están destinadas a defender a los países del Golfo con ocasión de una invasión exterior o que la zona esté amenazada por un ataque exterior y ¿qué tiene que ver un ataque exterior con nuestra revolución pacífica?
 

¿Cuál es tu deseo para el año 2012? Mi deseo para el año 2012 es que los responsables rindan cuentas y que el pueblo de Bahréin recupere sus derechos. Deseo que reine la paz en todos los países del mundo y que sean derrocados todos los tiranos.
 

¿Sigues escribiendo poesía? Sí, sigo escribiendo poesía y sigo participando con ella en las plazas y centros de encierro en Bahréin, sean grandes reuniones o pequeños encuentros de solidaridad. Seguiré en ese camino.
 

¿Podrías citarnos algunos de tus versos? La sangre de los revolucionarios seguirá hirviendo en nuestras almas No acabará mientras siga creyendo en la victoria Seguirá en su propia mano el destino del pueblo El mal no triunfará aunque se satanice La pereza y la vacilación quedaron atrás En el mundo de los libres no tendrán lugar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: