Mercedes Navarro: “Ninguna mujer ha iniciado una guerra”

24 Mar

Entrevistada por Matías Vallés en Diario de Mallorca

La teóloga habla de un feminismo “pacifista e inclusivo”

“María Magdalena fue convertida en prostituta por ser líder y mujer”

Mercedes Navarro es doctora en Psicología y en Teología por la Universidad Gregoriana de Roma. Licenciada además en Ciencias Bíblicas, figura entre las fundadoras de la Asociación de Teólogas Españolas. El próximo viernes pronuncia en el club de este diario la conferencia “¿Quién teme a la teología feminista?”

–Para que se haga cargo del tipo de entrevista: “¿Por qué no lo llaman Diosa en vez de Dios?”

–¿Y quién dice que no la llamamos así?

–¿Son peligrosas las mujeres o sólo las feministas?

–¿Peligrosas? Yo creía que las mujeres son las asesinadas y maltratadas, objeto de abuso sexual, de sobrecarga de trabajo de ese que no cuenta para el PIB, las que engrosan las filas del paro, las que sufren el techo de cristal, ¿sigo? No tengo conciencia de que ninguna mujer haya iniciado una guerra. Hay menos delincuentes mujeres que hombres. Y el feminismo es  pacifista, ecologista, universal. O sea, inclusivo. Me pega que el “peligro” va por otro lado.

–¿El Corán ha ganado la batalla a La Biblia?

–No los veo compitiendo. En todo caso, la Biblia es más veterana. Yo me sigo apuntando a la Biblia.

–¿Cómo se explica la ferocidad entre las religiones surgidas de un mismo Libro?

–Eso es muy largo, para apuntarlo aquí. Y muy serio para banalizarlo.

–No criticamos el feminismo, aunque sí la dedicación exclusiva de algunas mujeres a su condición.

–¿Quién hace esta afirmación?

–¿La Real Academia se comporta como El Real Academio?

-Hace su papel, pero eso no significa que sea inocente. Las palabras no son inocentes. Son culpables de crear y recrear la realidad. La Real Academia lo sabe muy bien.

–Como psicóloga, ¿el alma tiene Dios?

–Como psicóloga no puedo pronunciarme sobre teología. La psicología de la religión pone entre paréntesis los postulados de la fe. No está interesada en ellos. Se ocupa de los sujetos, la mente, las emociones, las relaciones, las conductas.

–¿A cuántos teólogos varones se enfrenta en cada congreso?

–No estoy enfrentada con nadie. De verdad. No sé por qué alguien podría pensar algo así de mí. Soy pacífica. Lo mío es pensar, estudiar y escribir. Eso tiene que ver con la comunicación ¿no cree?

–¿Le gustaría ser sacerdote o sacerdotisa?

–No. Para nada. No me interesa.

–¿El celibato sacerdotal es otra afrenta a la mujer corruptora?

–Eso tendrían que responderlo los sacerdotes.  

–¿La Magdalena bíblica es una prostituta, con perdón?

-¡Pobre María Magdalena! Ella, como tantas mujeres líderes y valiosas, fue convertida en prostituta. Hoy la mayoría de la gente sabe que era una seguidora de Jesús, una líder en las comunidades cristianas primitivas y la primera a la que debemos que exista el cristianismo.

–¿´El código Da Vinci´ ayuda a la causa de las teólogas feministas?

–Es una novela entretenida. No es una novela histórica y si pretendiera serlo habría que poner a su lado una larguísima fe de erratas.

–En italiano no sólo está prohibido decir “ministra”, sino que se dice “el ministro Giovanna”.

–No lo sabía.

–El entorno masculino no impidió el acceso de Santa Teresa a las cumbres místicas.

–Desde luego que no. Ni tampoco a multitud de mujeres, de ayer y de hoy. La espiritualidad es una capacidad humana. La desarrollan las mujeres y los hombres que así se lo proponen.

–¿El lenguaje sexista está ligado a los malos tratos?

–El sexismo es en sí mismo injusto y la injusticia es un maltrato. El lenguaje sexista, por tanto, maltrata.

–¿Qué piensan las teólogas feministas del aborto?

–Es un tema delicado. No voy a pronunciarme por ninguna, que cada cual tiene su propia voz.

–Culpa usted a San Jerónimo de una pésima traducción del Génesis bíblico.

–Sí. De traducir interesadamente un versículo del capitulo de la Creación, donde le da al varón un protagonismo que no tiene en el hebreo ni en la traducción griega. En realidad, lo ha descubierto Cira Morano, una colega del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid especializada en traducciones latinas de La Biblia.

–¿Es posible que Adán fuera extraído de una costilla de Eva?

–De su seno, sí; de la costilla, no. No se trata de lecturas invertidas. Eso me suena a tramposillo.

–¿Tiene usted que andarse con ojo para que la jerarquía no la repruebe?

–Como el resto de mis colegas.

–¿Todo se resume en que las mujeres asustan a los hombres?

–Eso lo tienen que decir los hombres, ¿no?

–Acostumbrada a los tiempos bíblicos, ¿en qué siglo se logrará la igualdad?

–Quiero pensar que en este, sin ir más lejos.

Anuncios

Una respuesta to “Mercedes Navarro: “Ninguna mujer ha iniciado una guerra””

  1. Ester Miralles Gabarra 04/09/2012 a 16:41 #

    Sólo quería añadir aquí la referencia a un libro “Filia Dei – Revelando al Hijo del Hombre” de un tal Mateo Martín Lapiedra que nos presenta a María Magdalena como un personaje más afín al rol de Mesías que el del Jesús divulgado por la Iglesia. Resulta interesante la lógica con que el autor (que es matemático!) desvela que la contradicción histórica aparente en el personaje de Jesús, se debe a la manipulación de aquellos patriarcas que consiguieron desvirtuar a la que fue acaso la mujer más importante de nuestra era.
    P.D: Despues de adquirir el libro en formato pdf me ofrezco a apasarlo por e-mail privado a quien le pueda interesar para su análisis. Creo que vale la pena. ¿Por qué será que obras como esta, pese a estar tambien escrita por un hombre, no logran divulgarse del mismo modo que los enfoques patriarcales?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s