Ordenar Mujeres Diaconisas ¡Ya! ¿Por qué no?

5 Ene

Traducción del artículo: “Ordain Women Deacon No! Why not?” publicado por Bryan Cone en US Catholic  el 2 de noviembre de 2011.

La redacción de US CAtholic ha pasado dos días entrevistando a tres expertos sobre el tema de las mujeres diaconisas. Ha sido con motivo de la presentación del libro “Mujeres diáconisas: Pasado, Presente y Futuro” (Paulinas, 2011) en el Centro Gannon de la Mujer con Liderazgo, de la Universidad de Loyola. Las entrevistas con Gary Macy (sobre la historia de los ministerios de mujers en la iglesia medieval), William Ditewig (sobre la restauración del diaconado permanente en el Concilio Vaticano II), y Phyllis Zagano (“el” experto en el tema de la restauración de las mujeres a la diaconado) aparecerá en ediciones posteriores de US CAtholic. (Zagano aparecerá en nuestro número de enero 2012 dedicado a las mujeres). No obstante, nuestro mini-seminario me ha dejado convencido de que no hay ninguna buena razón para no ordenar a mujeres diaconisas; y sí un montón de razones para hacerlo.

1. Historia: La iglesia occidental estuvo ordenando mujeres diaconisas mediante un ritual con la imposición de las manos y la concesión de una estola durante 700 años; y en la iglesia occidental durante mucho más tiempo. Aquellas mujeres leían  el Evangelio, predicaban y atendían a mujeres. Lo que la Iglesia ha hecho una vez, puede volver a hacerlo.

2. El Vaticano II restaura el diaconado permanente como un ministerio distinto del sacerdocio, reconociendo en el una vocación singular al Evangelio, a la liturgia y la caridad como icono de Cristo siervo (a diferencia de Cristo, la cabeza de la iglesia) . No hay ningún “pendiente resbaladiza” del diaconado de las mujeres a las mujeres como sacerdotes porque al ser un diácono ya no se entiende como un “escalón inferior” en la escala de las órdenes sagradas.

3. La enseñanza oficial en contra de la ordenación de mujeres como sacerdotes-que la iglesia no tiene la autoridad para ordenar a las mujeres porque Cristo eligió sólo hombres para el estrecho círculo de los Doce, no se aplica debido a que la Iglesia misma (en Hechos) eligió a los siete sirvan como diáconos (aunque un poco de un anacronismo). Sin embargo, el diaconado como una oficina en la iglesia no es de la institución dominical (Jesús no lo encuentra, por lo que el argumento), por lo que la enseñanza sobre las mujeres sacerdotes no se aplica.

4. Por último, hay una necesidad de las mujeres entre el clero católico romano (los diáconos del clero, después de todo), para predicar, ejercer la autoridad canónica, y servir en aquellos lugares donde es especialmente el Ministerio de funcionario público de las mujeres como diáconos necesitan-las mujeres en prisión, las mujeres en situaciones de violencia doméstica, las mujeres que están enfermas o enfermos. Es por eso que antiguamente la Iglesia ordenó a mujeres diáconos.

Pero aún más, toda la iglesia, hombres y mujeres, laicos y ordenados, se beneficiarían de la predicación, el servicio litúrgico y pastoral de las mujeres que ejercen su ministerio en el nombre del obispo, los sacerdotes y diáconos a hacer ahora.

¿Por qué no? ¿Y por qué no ahora?

Texto original: http://www.uscatholic.org/blog/2011/10/women-deacons-now-why-not

U.S. Catholic spent the last two days interviewing three scholars on the topic of women deacons at the book launch of Women Deacons: Past, Present, and Future (Paulist, 2011) at Loyola University’s Gannon Center for Women in Leadership. The interviews with Gary Macy (on the history of women office holders in the medieval church), William Ditewig (on the restoration of the permanent diaconate at Vatican II), and Phyllis Zagano (“the” expert on the topic of restoring women to the diaconate) will appear in later issues of U.S. Catholic (Zagano in our Jan 2012 Women’s Issue). But our mini-seminar leaves me convinced that there is not a single good reason for not ordaining women as deacons—and a lot of reasons to do it.

1. History: The church in the West ordained women as deacons, with ordination rituals that included the laying on of hands and the conferral of a stole, for 700 years, and the East for much longer. Those women clearly read the gospel, preached, and ministered to women. What the church has done, it can do again.

2. Vatican II restored the permanent diaconate as an order of ministry distinct from priesthood, recognizing it as a unique vocation to the gospel, to the liturgy, and to charity as an icon of Christ the servant (as opposed to Christ the head of the church). There is no “slippery slope” from women’s diaconate to women as priests because being a deacon is no longer understood as a “lower step” on the ladder of holy orders.

3. The official teaching against the ordination of women as priests—that the church does not have the authority to ordain women because Christ chose only men for the close circle of the Twelve—does not apply because the church itself (in Acts) chose the seven to serve as deacons (though a bit of an anachronism). Nevertheless, the diaconate as an office in the church is not of dominical institution (Jesus didn’t found it, so the argument goes), so the teaching about women priests does not apply.

4. Finally, there is a need for women among the Roman Catholic clergy (deacons are clergy after all), to preach, exercise canonical authority, and serve in those places where the official public ministry of women as deacons is especially needed—women in prison, women in situations of domestic violence, women who are ill or infirm. That’s why the ancient church ordained women as deacons.

But even more, the whole church, men and women, lay and ordained, would benefit from the preaching, liturgical service, and pastoral care of women who minister in the name of the bishop, as priests and deacons do now.

Why not? And why not now?

Original: http://www.uscatholic.org/blog/2011/10/women-deacons-now-why-not

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s